Saltar al contenido

La urgencia de descarbonizar la edificación en todo su ciclo de vida marca la Semana Mundial de la Edificación Sostenible 2023

    La red internacional de Green Building Councils, presente en más de 70 países, celebra entre el 11 y el 15 de septiembre la Semana Mundial de la Edificación Sostenible 2023, con la que pretende resaltar la importancia de que la sociedad transite hacia la sostenibilidad. 

    España no cumplirá su compromiso con Europa de alcanzar las cero emisiones netas en su parque edificado en 2050 si el sector no comienza ya a descarbonizar todo el ciclo de vida del edificio. Esto supone acabar con las emisiones en todas las fases de la edificación, es decir, desde la extracción de materiales, fabricación, transporte, construcción, vida útil y uso, hasta su demolición y reciclaje. 

    Así lo reclama la red internacional de Green Building Councils, presente en más de 70 países, que celebra entre el 11 y el 15 de septiembre la Semana Mundial de la Edificación Sostenible 2023 (WGBW2023, por las siglas en inglés de World Green Building Week), con eventos, jornadas, visitas a edificios, etc. Así, esta red liderada por el World Green Building Council (WorldGBC) resalta la importancia de la edificación sostenible en la necesaria transición de la sociedad hacia la sostenibilidad, que pasa por la lucha contra el cambio climático, la preservación de la biodiversidad y la búsqueda de una edificación saludable para todos en todo el mundo.

    Por su parte, Green Building Council España (GBCe) ha aprovechado esta semana para lanzar su proyecto Building Life II, que busca llevar a la práctica las propuestas de la Hoja de Ruta de la Descarbonización del Sector de la Edificación que la institución lideró en 2022. De este modo, los primeros pasos de este proyecto, de cuatro años de duración, se centran en la aplicación de políticas y mercados que permitan descarbonizar la sociedad. “El carbono embebido, que son las emisiones generadas en el proceso de construcción del edificio, supone más del 50% de las emisiones acumuladas por el sector durante las próximas tres décadas”, especifica Dolores Huerta, codirectora general de GBCe.

    Así, actuar en todo el ciclo de vida de los edificios es igual de urgente y de clave que reducir el carbono operativo —o de uso—, por lo que el Análisis de Ciclo de Vida (ACV) irrumpe como herramienta prioritaria para lograr la descarbonización del sector de la edificación. “El ACV facilita que el sector de la edificación pase ya a la acción, algo imperativo en un escenario de emergencia climática como en el que estamos y siempre teniendo en cuenta que la edificación ocasiona en España el 30,1% del consumo de energía final y el 25,1% de las emisiones, de las que el 8,2% son emisiones directas asociadas al consumo de combustible en el sector residencial, comercial e institucional”, explica la codirectora general de GBCe. 

    Este enfoque supone un cambio en las estrategias globales y sectoriales —tanto europeas como nacionales—, que centraban sus esfuerzos en descarbonizar el uso de los edificios y no aludían al resto de emisiones de la vida de los edificios. “Debe existir un consenso político sobre la necesidad de descarbonizar la edificación en todo el ciclo de vida”, asevera Huerta. 

    Asimismo, es imprescindible que España cuente con un marco normativo que persiga la rápida descarbonización del sector, las industrias y las empresas deben empezar cuanto antes a implementar el ACV y tanto los fabricantes como los grandes promotores, profesionales, grandes tenedores, gestores y miembros de la sociedad civil deben tener hojas de ruta muy claras para sus respectivas descarbonizaciones. “La descarbonización es, ante todo, una gran oportunidad de cambiar el sistema y de mejorar el sector, dando respuesta a las necesidades sociales y ambientales y generando riqueza”, destaca Huerta, quien ve también imprescindible aprovechar la inversión de carbono ya realizada en el parque existente. 

    Informe ESG de CPEA

    Coincidiendo también con la World Green Building Week, la Alianza para una Europa Climáticamente Positiva (CPEA) —grupo de expertos con sede en Bruselas que cuenta con GBCe como miembro fundador— publica un informe titulado Adopción e implementación de ESG en la construcción y en el sector inmobiliario de la UE.

    El informe, que ofrece una instantánea de la situación actual de los diferentes actores europeos dentro de la industria inmobiliaria y de la construcción con respecto a los criterios ambientales, sociales y de gobernanza, analiza los impulsores, los riesgos, los desafíos y las posibles soluciones. “Los informes ESG se han convertido en los documentos de referencia para las empresas a la hora de mostrar su política empresarial, más allá de los aspectos financieros”, explica Bruno Sauer, codirector general de GBCe y vicepresidente y fundador de CPEA. De este modo, los ESG —Enviromental, Social y Governance— informan a la sociedad sobre la política ambiental, social y de gobernanza de las empresas. 

    “Dado que no hay un marco regulado para medir o reportar los ESG, desde CPEA se ha trabajado durante un año con entidades y empresas europeas del sector del Real Estate para definir un marco común e indicadores consensuados, de manera que los informes ESG sean fiables, comparables y verificables”, resalta Sauer, quien considera que “este es un trabajo muy necesario, que llega en un contexto en el que los compromunisos del mercado inmobiliario y de la construcción van en aumento con respecto a los temas y discursos relacionados con el medio ambiente, el entorno social y el gobierno corporativo”.

    World Green Building Week 2023

    La World Green Building Week (#WGBW2023), liderada por el World Green Building Council (WorldGBC), pone el foco en la transición del sector hacia un futuro energéticamente eficiente, regenerativo y justo para todos. Durante este periodo, WorldGBC compartirá ejemplos y organizará eventos bajo el lema #BuildingTheTransition —construyendo la transición— con el objetivo de mostrar que el tránsito hacia entornos construidos sostenibles es posible a través de cambios de sistemas y soluciones locales.

    El primer Balance Global de mundo destaca que el planeta se encuentra en un momento crítico en su batalla contra el cambio climático. En este contexto, la WGBW2023 propone ejemplos en tres áreas diferentes: 

    La transición energética que, mediante un cambio sistémico completo, reduzca la demanda de energía e invierta en tecnologías limpias para modernizar de manera profunda los edificios ya construidos para que sean plenamente eficientes. 

    La transición regenerativa, a través de una transformación que va más allá de proteger la biodiversidad. Se plantea la posibilidad de crear una economía circular próspera en toda la cadena de valor en la que los seres humanos y el entorno construido coexistan en un ciclo de sistemas naturales. 

    La transición justa, que promueve una transición equitativa que implique una defensa de los derechos humanos, al tiempo que se crean oportunidades para que las habilidades individuales prosperen. 

    A nivel mundial, el sector de la construcción es el que más contribuye a las emisiones de carbono. Esto lo convierte en un pilar para avanzar hacia una sociedad descarbonizada, sostenible y resiliente. Indudablemente, se requiere una transformación global para garantizar la supervivencia en el planeta. Por ello, esta transición es esencial para revitalizar y restaurar nuestro entorno e implica un cambio profundo en todos los ámbitos de la sociedad.

    La campaña de este año también tendrá un impacto en la Cumbre de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de las Naciones Unidas, programada para los días 18 y 19 de septiembre, en la que se señalarán 11 de los 17 ODS que desempeñan un papel fundamental en el impulso de la construcción de entornos sostenibles.

    Más noticias.