Saltar al contenido

5 tendencias que transformarán el sector del entorno construido en 2024

    • La firma internacional, especializada en ingeniería, consultoría y planificación para el desarrollo sostenible, subraya la importancia de incorporar el urbanismo regenerativo y los principios de economía circular en el centro del diseño. 
    • Los edificios son responsables del 40 % del consumo de energía y del 35 % de las emisiones de gases de efecto invernadero. Por ello, la inteligencia artificial y la sostenibilidad seguirán siendo claves, redefiniendo los proyectos durante 2024.

    Tras un 2023 marcado por la digitalización y la sostenibilidad en los procesos de ingeniería y construcción, Arup, firma global de desarrollo sostenible, ha analizado las principales tendencias que el sector deberá tener en cuenta de cara a 2024 y en adelante. En este sentido, factores como la resiliencia, la descarbonización, la sostenibilidad y el crecimiento del diseño regenerativo estarán muy presentes durante este nuevo año. Además, la digitalización, la inteligencia artificial y la realidad virtual tendrán un efecto cada vez mayor en sectores como la arquitectura, la ingeniería y la construcción.

    La convergencia de estas tendencias disruptivas está impulsando una necesidad de cambio para el sector, provocando un impacto a todos los niveles, desde el planeamiento, el diseño, los materiales y construcción hasta en las operaciones. Los expertos de Foresight de Arup insisten en que, aunque este cambio hacia un sector más inteligente y sostenible representa retos para el sector, también supone grandes oportunidades para aquellos que sean capaces de capitalizar estas tendencias.  

    De hecho, el Foro Económico Mundial afirma que una transición del sector de las infraestructuras y built environment podría generar más de 3 billones de dólares y 117 millones de empleos al nivel global de aquí al 2030. En este sentido, se trata de un sector que tiene un alto potencial para innovar, transformarse y volverse un motor de impacto positivo.

    Descarbonización, circularidad y diseño regenerativo

    Según la Comisión Europea, los edificios de la UE consumen más de la mitad de los materiales extraídos, representan el 40 % de la energía y el 30 % del consumo de agua. También son responsables del 30% del total de residuos y del 35% de las emisiones de gases de efecto invernadero. De esta forma, producir entornos y edificios más sostenibles se ha convertido en una prioridad en los últimos años, tal y como lo testifican nuevas legislaciones europeas como el EU Green Deal.

    La población también está cada vez más concienciada con el medio ambiente: el 93% de los ciudadanos de la UE considera que el cambio climático es un problema grave y dentro de ese porcentaje, el 77% lo considera muy grave. Así se desprende del Eurobarómetro sobre el Cambio Climático. Por lo tanto, hay una creciente demanda de soluciones de diseño y construcción sostenible, enfocadas en mejorar la eficiencia energética y reducir la huella de carbono.

    El diseño regenerativo, la transformación de edificios y la economía circular se convierten así en pilares base para las empresas del sector.

    Realidad virtual e inteligencia artificial en el diseño

    La llegada de lainteligencia artificial y la realidad virtual y aumentada ha permitido cambiar por completo la forma en la que se planifican y ejecutan los proyectos. A través de algoritmos avanzados, gemelos digitales y otra tecnología puntera, los arquitectos y diseñadores pueden tener una visión completa y una planificación digital de sus proyectos antes de que se inicie el proceso de construcción. De esta forma, es posible anticipar problemas y soluciones desde las etapas iniciales de los proyectos, lo que reduce significativamente los costes y optimiza la toma de decisiones en tiempo real. Arup prevé que esto sólo sea el comienzo de la transformación digital del sector ya que, estas tecnologías, continuarán desempeñando un papel cada vez más importante en la creación de entornos construidos más inteligentes y eficientes.

    Infraestructuras resilientes y adaptadas al cambio climático

    El cambio climático ya está causando graves impactos en las ciudades de todo el mundo y algunos de los riesgos cada vez más frecuentes son las inundaciones y las olas de calor urbanas. Por ello, las ciudades deben prepararse para abordar en los próximos años este tipo de amenazas y es un correcto diseño de las infraestructuras lo que puede contribuir a mitigar los efectos del cambio climático. Tanto es así que, según datos del C40, en 2050 el número de ciudades expuestas a temperaturas extremas casi se triplicará. Esto repercutirá negativamente sobre aspectos como la disponibilidad de agua dulce o la reducción de cultivos. Así, se prevé que 800 millones de personas estén en riesgo de inundaciones en los entornos urbanos.

    Por eso, las ciudades deben tener en cuenta aspectos clave como la rápida urbanización, la resiliencia hídrica, la calidad del aire, los espacios verdes y la expansión urbana, entre otros. Según los expertos de Arup, las técnicas de urbanismo regenerativo serán claves en 2024 para generar espacios de confort para las personas y ciudades adaptadas a estas consecuencias.

    Industrialización y utilización de nuevos materiales

    La incorporación de la economía circular en la industria de la construcción requiere tanto de la industrialización como de la introducción de nuevos materiales. La búsqueda de nuevos materiales y prácticas sostenibles se perfila como una tendencia clave en la industria, orientada no solo hacia la mitigación de su impacto ambiental sino también a la promoción de una gestión más eficiente y sostenible de los recursos. Materiales como la madera transparente, el hormigón autorreparable, el aerogel y la barra de refuerzo de cáñamo, entre otros, son materiales disruptivos que marcarán la forma de construir este 2024.

    Búsqueda de talento: nuevos perfiles en nuevas áreas

    La incorporación de la sostenibilidad y la digitalización en las líneas de trabajo de las empresas no solo afecta a la forma de planificar y diseñar los edificios, sino que también necesita de perfiles que se adapten a las nuevas necesidades que van surgiendo en el sector. Aunque el sector de la ingeniería y la construcción requiere de talento en los proyectos de ingeniería tradicional, la mayor demanda de puestos de trabajo en 2024 estará enfocada principalmente a perfiles medioambientales y tecnológicos en áreas como la inteligencia artificial, la ingeniería ambiental y BIM, entre otros.

    Ramón Rodriguez, director general de Arup en España, ha querido destacar:“En un sector tan competitivo como en el que operamos, es importante diferenciarse y aportar un valor añadido a las empresas. Generar nuevas tendencias en base a las necesidades que demanda el sector es clave para la toma de decisiones y el desarrollo de nuestro negocio. En Arup, hemos conseguido ofrecer soluciones que integran tanto la digitalización como la sostenibilidad, acompañando a nuestros clientes en su transformación desde la parte de consultoría y estrategia hasta en su ejecución técnica. Esa es la hoja de ruta que queremos mantener en el 2024”.

    Más noticias.